El ciberacoso o ciberbullying acentúa la tendencia a abusar de la fuerza, imponiendo superioridad frente a los más débiles


En los últimos años el uso de los dispositivos digitales con conexión a Internet ha supuesto una nueva forma de comunicación. Este medio supone para los adolescentes una gran oportunidad y múltiples ventajas, pero también requiere estar preparado para evitar situaciones desagradables.

No hay que olvidar que los adolescentes tienen derecho al uso de la tecnología en un entorno virtual seguro, libre de acoso, burlas, peleas y cualquier tipo de humillación.

PERFIL DEL ACOSADOR

El perfil de los acosadores suele responder a falta de autoestima, dificultad de ponerse en el lugar de otros, baja tolerancia, frustración, dificultades para cumplir las normas, faltas de respeto hacia la familia y la no aceptación de límites impuestos por padres, tutores o profesores.

Los menores pueden asumir varios roles en el caso del ciberbullying: acosado, acosador o ser testigos del acoso a otros. Los ataques que se reciben a través de la red son múltiples, hay diferentes tipos y los padres y docentes tienen un papel fundamental en la lucha contra este problema social, el cual va en aumento con el desarrollo de las tecnologías.

El 1,6% de los niños y jóvenes españoles sufren acoso de manera constante en los colegios, siendo un 5,7% por ciento los que lo sufren solo de forma esporádica.

Para hacer frente al acoso digital hay que tomar acciones preventivas y saber responder ante el bullying de manera eficaz en caso de que éste se produzca. No hay un factor determinante para sufrir acoso, lo sufren niños y niñas, pobres y ricos, gente de ciudades grandes o pequeñas, por lo que hay que estar siempre prevenido.

CONSEJOS DE PREVENCIÓN

Habla con tu hijo: explícale qué es el ciberbullying y otros problemas relacionados con el mal uso de Internet. Los adolescentes tienen que comprender que el acoso es inaceptable y que todos tienen derecho de ser tratados con respecto.

Escúchale: tómate en serio lo que te diga sobre el bullying. Anímale a hablar y a buscar ayuda en los profesores y docentes del colegio.

Estate atento: atento a las señales, tu hijo puede ser una víctima. Algunos de los síntomas que puede presentar son ansiedad, miedo a ir al colegio o disminución del rendimiento.

Comunícate con el colegio: si notas que tu hijo está cambiando su actitud y crees que puede ser víctima del bullying, comunícate con el colegio y comenta la situación para hacerles partícipes del problema.

Fija reglas del uso de Internet: pon una serie de normas para el buen uso de Internet. Habla de forma clara sobre los sitios puede visitar en la red y limita el tiempo.

Responsabilidad digital: haz hincapié sobre la necesidad de pensar antes de publicar. Recuérdale que una vez que un archivo está publicado en Internet, dejan de tener control sobre quién lo ve y quién lo recibe.