Hoy se celebra el Día Mundial del Ictus, una enfermedad que puede evitarse en más
del 80% de los casos


Hoy, 29 de octubre, se celebra el Día Mundial del Ictus, una enfermedad cerebrovascular que tiene un gran impacto sanitario y social. El ictus constituye la primera causa de discapacidad adquirida en el adulto y la segunda de demencia, después del Alzheimer.

La incidencia del ictus se incrementa en edades avanzadas, sobre todo en mujeres, y se prevé un aumento del 35% hasta el año 2035 debido al aumento de la esperanza de vida de la población.

El ictus es la segunda causa de muerte en España, la primera en mujeres

Cada año se producen 71.780 nuevos casos de ictus.
En 2017, se produjeron casi 27.000 defunciones a causa del ictus. Además, es la segunda causa de muerte en España, la primera en mujeres y la tercera en hombres.

La importancia de la prevención

Frente a estas cifras impactantes, es importante recordar que más del 80% de los ictus son evitables y que su incidencia se puede reducir de manera eficaz con un adecuado control de los factores de riesgo.

La rapidez en la respuesta ante los síntomas de un ictus, su prevención y el aumento de su visibilidad social son los objetivos que neurólogos y afectados han reclamado en el debate “Comprometidos contra el ictus”, organizado por la Agencia EFE, la Fundación Freno al Ictus y la Sociedad Española de Neurología (SEN), para conmemorar el Día Mundial de esta enfermedad.

El ictus, la primera causa de mortalidad en la mujer

Pautas principales para prevenir el ictus:

🔹 Practicar ejercicio con regularidad

🔹 Mantener una dieta equilibrada

🔹 No fumar, ni tomar drogas y reducir el consumo de alcohol

🔹 Evitar la obesidad y tener un peso saludable

🔹 Control periódico de la tensión arterial y del colesterol