Esta cifra es la diferencia entre los 128.291,72 millones de gasto no financiero y el ingreso de 120.613,84 millones registrado a 30 de septiembre


Las cuentas de la Seguridad Social presentan un saldo negativo de 7.677,88 millones de euros a 30 de septiembre de 2020. Esta cifra es la diferencia entre unos derechos reconocidos por operaciones no financieras (ingresos no financieros) de 120.613,84 millones de euros, que registran un incremento del 11,48%, y unas obligaciones reconocidas (gastos no financieros) de 128.291,72 millones, 10,75% más que el año pasado.

Ingresos no financieros

En lo que va de año, las cotizaciones sociales han ascendido a 88.894,33 millones de euros, 3.712,89 millones de euros menos que en el mismo periodo de 2019 (-4,01%).

La cotización de ocupados es de un 6,67% (5.829,82 millones de euros menos), y la de desempleados se eleva un 41,14%, lo que supone 2.116,93 millones de euros más.

Según datos de Moncloa, el descenso en la cotización de ocupados tiene su origen en las distintas medidas tomadas para hacer frente a la pandemia:

▫️ Exoneración de cuotas para las empresas acogidas a Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por fuerza mayor y para los autónomos perceptores de la prestación extraordinaria.

▫️ Moratorias en el pago de las cotizaciones de empresas y trabajadores por cuenta propia.

▫️ Devoluciones de cuotas de autónomos beneficiarios de la prestación por COVID-19 sobre los ingresos.

Gastos no financieros

Los gastos en prestaciones económicas a familias e instituciones alcanzaron los 117.652,23 millones, un 8,35% más que en el mismo periodo de 2019.

Esta cifra representa un 91,71% del gasto total realizado en el sistema de Seguridad Social. La mayor partida, 109.213,49 millones, corresponde a pensiones y prestaciones contributivas (con un aumento del 8,87%, hasta 8.898,74).

Previsión del déficit de la Seguridad Social

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, auguró en septiembre un déficit de la Seguridad Social del 2% del PIB este año, siete décimas superior al del año pasado, y que continuará en el 1,4% del PIB en 2023 si no se implementan medidas, como eliminar gastos impropios.