El Gobierno permite desde este lunes las rebajas en los establecimientos comerciales, siempre que cumplan las medidas para evitar aglomeraciones


Los comercios de las comunidades en fase 0 (Madrid, Barcelona y amplias zonas urbanas de Castilla y León) pueden abrir desde hoy sin cita previa. Además, todos las tiendas podrán hacer rebajas, siempre que no se generen aglomeraciones.

Según la orden publicada el sábado en el Boletín Oficial del Estado (BOE), en la fase 1, en la que se encuentran desde este lunes 14 autonomías, podrán abrir todos los locales comerciales siempre que tengan una superficie inferior a 400 metros cuadrados o acoten esa zona a dichos metros cuadrados.

Esta última era una de las grandes reclamaciones de cadenas como Inditex, Mango o H&M, ya que veían muy limitada la posibilidad de abrir sus tiendas al contar todas con grandes superficies.

REBAJAS PERMITIDAS

Asimismo, se modifica la orden del 9 de mayo, por la que las tiendas físicas no podían hacer rebajas para evitar posibles aglomeraciones, de forma que finalmente sí se podrán realizar.

Eso sí, Sanidad ha señalado que en el caso de producirse una gran afluencia de personas, deberá procederse al cese inmediato de las promociones “si fuera necesario”.

En los comercios deberá mantenerse la distancia de seguridad de dos metros, se permitirá un número muy reducido de clientes dentro del local al mismo tiempo y habrá un horario prioritario para mayores de 65 años. Además, se podrán establecer sistemas de recogida en el establecimiento.

En el caso de los mercadillos, se limitará a un tercio el número de puestos para facilitar el mantenimiento de la distancia social de dos metros.

Los comercios podrán realizar rebajas si cumplen las medidas de seguridad

CENTROS COMERCIALES EN FASE 2

Las tiendas que se encuentren dentro de centros comerciales podrán abrir siempre que tengan acceso desde la calle, ya que tanto los centros como parques comerciales sólo podrán abrir a partir de la fase 2, a la que acceden hoy cuatro islas: Formentera, en Baleares, y La Graciosa, La Gomera y El Hierro, en Canarias.

Los establecimientos y locales deberán establecer sistemas que permitan el recuento y control del aforo, que deberá incluir a los propios trabajadores.

Los centros y parques comerciales que reabran al público deberán cumplir que el uso de aseos familiares y salas de lactancia se restrinjan a una única familia y deberá ser controlado por el personal de los mismos, debiendo procederse a su limpieza y desinfección tras el uso.

En la zona de aparcamiento, además de la desinfección continuada de los puntos de contacto habituales y puesta a disposición al alcance del cliente de gel hidroalcohólico, se fomentará el pago por medios electrónicos sin contacto.