La mediática pareja ha acudido a los juzgados, junto con Maite Galdeano, por el robo que sufrieron este verano en su piso de Valdemoro (Madrid). A la salida, Maite se ha dado cuenta de que la pareja se había marchado sin ella


Sofía Suescun, Kiko Jiménez y Maite Galdeano han acudido a los juzgados por el robo que sufrieron en su piso de Valdemoro hace cinco meses. Tras regresar de una escapada romántica en Ibiza junto a su novio Kiko, la polémica colaboradora se encontró la casa desvalijada.

En ese momento estaba sola, por lo que llam√≥ nerviosa a su pareja para contarle lo ocurrido. Su madre Maite se encontraba concursando con su hijo, Cristian Suescun, en el programa de televisi√≥n “La casa fuerte”, en Telecinco.

Sofía abandona a su madre en los juzgados

Maite Galdeano, visiblemente nerviosa, busca a su hija Sofía y a su yerno Kiko

Maite Galdeano ha acudido a los juzgados junto con su hija y su yerno, Kiko Jiménez y, cuando estos han declarado, se han marchado sin ella.

A la salida de las instalaciones, Maite ha comenzado a buscar a su hija y a su yerno, pero se ha enterado por los periodistas, que cubrían la citación por el robo, de que estaba sola y que se habían marchado a hacer un recado.

Un look peculiar

Madre e hija no han pasado desapercibidas gracias al look que han seleccionado para acudir a los juzgados.

Sofia Suescun ha elegido ropa deportiva para acudir a los juzgados

Sofía Suescun ha lucido un pantalón de chándal gris, unas deportivas y una sudadera, mientras que su madre, a pesar de no haber previsión de lluvias en Madrid, ha acudido con un chubasquero transparente que dejaba ver una sudadera deportiva y un chándal negro.

Maite Galdeano vestía unas mallas negras, un chubasquero transparente y un gorro de punto en color gris

Para luchar contra el fr√≠o del oto√Īo, Maite Galdeano ha escogido un gorro gris y como complementos, una mascarilla en tonos marrones y una ri√Īonera.

Todavía el robo no ha sido resuelto

Los delincuentes robaron 8000‚ā¨ que Sof√≠a guardaba a su hermano Cristian, ropa y complementos de lujo, como zapatos y gafas de sol, y el coche de la concursante de realitys, el cual fue localizado.

Sofía y Maite se encuentran positivas y con ganas de que se resuelva este asunto, del cual la joven reconoce no haber superado.