El Gobierno defiende que las cuarentenas impuestas a los viajeros deben ser el último recurso y se debe optar por la realización de test a los pasajeros en los países de origen


El secretario de Estado de Turismo, Fernando Valdés, ha participado en la Tourism Innovation Summit de Sevilla, y ha defendido que las cuarentenas impuestas a los viajeros internacionales deben ser el último recurso: existe una alternativa más eficaz para que los viajes sean seguros, como es la realización de test en origen a los pasajeros procedentes de zonas de riesgo por COVID-19.

En la mesa de debate ‘Recover consumers confidence’, el secretario de Estado ha explicado que España lidera una posición “ambiciosa” en la comunidad internacional para que la política de los test before travel se extienda y permita recuperar cierta movilidad en los flujos turísticos.

Un debate que España impulsará este lunes en una cumbre en La Palma organizada en colaboración con la Organización Mundial del Turismo y la World Travel & Tourism Council y que ya ha experimentado algunos avances con la decisión del Consejo de la UE del pasado 13 de octubre que estableció unos criterios comunes para definir los diferentes niveles de riesgo de las regiones europeas y reconoció los test como alternativa a las cuarentenas.

“España siempre ha creído que las cuarentenas no eran una solución efectiva para el control de la pandemia”, ha recordado Valdés, que ha instado a los países a acordar otras alternativas que permitan dar confianza a los viajes.